Tastia de … Trabanco


La expresión “a nadie le amarga un dulce”, en este caso la vamos a modificar por “a nadie le amarga una invitación de sidra”. Todo lloquín/a pola sidra tiene que entender que es una “oferta que no se podía rechazar”. Y es que vamos a poner a prueba los nuevos productos de sidra Trabanco. ¿Quiéres saber cómo fue la tastia de Trabanco?, pues sigue leyendo.

Tastia de Trabanco

Llegamos a Casa Trabanco con la intención de probar de primera mano e in situ las nuevas propuestas que ofrece este reconocido llagar. Pudimos disfrutar de las sidras y los platos que os mostraremos a continuación.

Sidra Trabanco Selección

Sidra Trabanco Selección

  • Es una sidra natural tradicional que pertenece a la marca sidra Selección (con manzana escogida para su elaboración). En los primeros meses del verano se ha podido disfrutar en su variante Sidra sobre la Madre, es decir sidra sin trasegar.
  • Tastia: El lote que tomamos (T-11) era bastante correcto, con olores y sabores frescos y limpios. Con una graduación alcohólica de 6º.

Sidra Alicia

  • Este nombre surge en honor a una madre y a una abuela que siempre ha sido de gran relevancia en esta familia sidrera y para la cual se estaba esperando el producto ideal para homenajearla, dando en el clavo con esta bebida.
  • Es una sidra natural filtrada que ha salido recientemente al mercado. Denominada sidra de autor y que está elaborada con la variedad de manzana de sidra Martina, la cual recogen en sus propias pumaradas de Lavandera. Su consumo debe ser en copa y está enfocada a restaurantes como alternativa a los vinos blancos.
  • Tastia: Se pudo probar en su temperatura ideal (recomendable que esté fría en todo momento, en torno a los 10 ºC). Presenta un color amarillo muy claro, brillante y con una sutil aguja. Su aroma es agradable, fresco y afrutado, en boca también da sensación de frescor, con un sabor fino y limpio pero que al final deja un ligero toque de sequedad gracias a la presencia de su carbónico natural. Con una graduación alcohólica de 6,5º.

Pecados del Paraíso

  • Este nombre, que me parece todo un acierto, ya estaba presente en otro formato como sidra espumosa, pero que han decidido proponerlo como su representación en botellín. Pecado del Paraíso la definen como cider, debido a los tiempos que corren, pero que realmente se elaboran como sidra natural o sidra extra. Bajo el eslogan “Todos hemos pecado alguna vez. Peca con los que saben hacerlo” se muestra una gama de productos en formato individual, para disfrutar en cualquier momento y lugar. Estas bebidas están enfocadas a un público joven, en zonas y locales donde no esté presente el escanciado.
  • Tastia: Se presentan tres productos: Natural, Semiseca y Dulce. La temperatura ideal de consumo es de 7 – 10 ºC (deben estar frías).
    • Natural:  Es una sidra limpia que no cuenta con ningún añadido, ya que es directamente sidra natural tradicional en botellín (la idea es que se beba sidra a morro, pero en una menor proporción). Su graduación alcohólica es de 6º.
    • Semiseca: Es una bebida refrescante y ligera con olores limpios y sabores con toques ácidos que al final muestra su presencia carbónica. Su graduación alcohólica es de 4º.
    • Dulce: Al igual que la anterior se considera una bebida refrescante y ligera, pero en este caso con marcados sabores dulces. Su graduación alcohólica es de 4º.

Sidra Sin Alcohol

Un culín de Sidra Sin Alcohol

  • Es una sidra que se ha elaborado como una sidra natural tradicional, pero que se ha desalcoholizado. Es un producto pensado para todo aquel que no pueda tomar alcohol o quiera cuidarse.
  • Tastia: La temperatura ideal para el consumo de esta sidra, es igual que el de la sidra natural tradicional (12 -14º) y el servicio es el mismo, a través del escanciado. Tiene un color amarillo pajizo que cuenta con aromas agradables y con un sabor en boca sutil y acompotado que finaliza de manera suave, con poca fuerza y sin esa sequedad habitual en las sidras que se escancian. Graduación alcohólica de 0,9º. Hay que ser conscientes de que no es una sidra tradicional en sí, pero que si la situación lo requiere es una opción a tener en cuenta.

Maridaje

Nacho (se aprecia en alguna foto) fue el encargado de ir sirviéndonos en la temperatura correcta y en un orden apropiado cada bebida y se maridaron con los siguientes platos. Hay que decir que la suerte que tiene la sidra (en sus diferentes variantes) marida a la perfección con un sinfín de platos tanto tradicionales como más modernos y revolucionarios, nuestra apuesta fue la siguiente:

  • Frixuelos rellenos de bechamel y gambas con salsa de cigales. Se acopló a la perfección con la sidra Alicia, una sidra fresca y limpia que despunta pero no sobresale a ningún plato, sobre todo si hablamos de pescados, mariscos o entrantes como este.

  • Espárrago relleno de bechamel y bacalao. Al igual que los frixuelos maridó si problema con sidra Alicia.

  • Escalopines al cabrales. En esta ocasión lo comimos a la par que tastiábamos las ciders de Pecado del Paraíso y he de decir que no casaban mal (este tipo de bebida está enfocado al consumo en solitario y/o con un pequeño aperitivo). La apuesta segura para cualquier tipo de carne es la sidra natural tradicional, siempre va a ser un acierto.

  • Arroz con leche. Para rematar la faena un dulce, que bien es verdad que no es que case muy bien con la sidra, pero tampoco impide que se siga consumiendo después.

Muchas gracias por la invitación a Yolanda Trabanco, lo más seguro que repetiremos ;). Espero que vos haya prestao este tipo de publicaciones y si surgen más propuestas como esta (de lo que estaríamos encantados), no dudaremos en mostrároslo. Vémonos polos chigres. Cuidaivos. Tallueu!

Loca por la Sidra - 26/08/2021

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *