Madres de la Sidra 2021


El pasado martes 11 de mayo fue el momento de agradecer la labor de siete madres que están o estuvieron durante gran parte de su vida, al frente de un negocio o de varias pumaradas, tras los fogones o tras la barra de un chigre o incluso al volante de una ambulancia, fue el momento de homenajear a las Madres de la Sidra 2021.
Un pequeño homenaje que desde el llagar de sidra Trabanco se realiza con la idea de poner voz al trabajo de la mujer en el mundo de la sidra. Con este evento, que ya va por su tercera edición, se ponen en valor dicho esfuerzo y se da a conocer la sidra sobre la madre de Trabanco de la cosecha 2020, una sidra que estará por los diferentes chigres asturianos hasta finalizar el verano.

¿QUIÉNES SON LAS MADRES DE LA SIDRA 2021?

De dcha a izda: Loli García, Araceli Estrada, Mª Dolores Martínez, Belén Esteo, Mar González, Adelina Fernández y Mª José Poladura. Foto vía Sidra Trabanco.

Las madres de la sidra 2021 son María Dolores Martínez (Casa Ferino, Gijón), Belén Esteo (sidrería Montera, Avilés), Mar González (sidrería Rompeolas, Tazones – Villaviciosa), las cosecheras maliayesas, Adelina Fernández y su hija, María José Poladura y Loli García (sidrería Bedriñana, Villaviciosa), esta última quiso decir unas palabras de agradecimiento por dar la visibilidad del trabajo de la mujer en el sector, además de dedicar esta premio a su marido, el popular chigrero Amable Bedriñana, que tristemente nos dejó a finales del 2018, fecha a partir de la cual Loli coge las riendas de la empresa siguiendo sus pasos. Este estaría orgulloso de la labor que está realizando.
Este año, el reconocimiento de la madre honorífica hizo un guiño al sector sanitario (queda bien claro el sobreesfuerzo que se está realizando, desde los inicios de esta pandemia) y recayó en manos de la naveta Araceli Estrada, la cual fue la primera mujer al volante de una ambulancia en Asturias.
Eventos como estos son de agradecer, ya que la mujer siempre estuvo presente en sector sidrero, la mayoría de las veces, tras la sombra del padre, del hermano o del marido. Con esto no se quiere infravalorar el trabajo del hombre, más bien el reconocimiento y puesta en valor del de la mujer, que a veces a mucha gente le cuesta entender. Bravo por todas esas mujeres y por todas esas madres, que desde sus casas, sus puestos de trabajo o sus empresas luchan por darse a conocer y hacerse valer. Unos culinos por todas vosotras.
Espero que vos haya prestao lloquinos. Vémonos polos chigres. Tallueu!

Loca por la Sidra - 14/05/2021

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *