Última mesa de Cata de Sidra de Selección 5/09/16


El pasado lunes 5 de Septiembre, se realizó la última mesa de cata de Sidra de Selección, de la Cosecha 2015, en la Sidrería La Panera (La Felguera), en que consistía la mesa de cata en sí, ya se comentó en la primera mesa de cata. En este caso repetimos la compañia de los adminstradores de otras páginas web gastronómicas, como es el caso de Fartúcate, Les Fartures, la Sidra está de moda, El Campo de Asturias. Organizado y presentado por la responsable de comunicación de Sidra de Manzana Seleccionada, Gloria Fernández Polín.

Esta fue la 4º cata que se realizó, a lo largo de la primavera y verano, se realizaron prebas en Pola de Siero, Gijón, Villaviciosa y para acabar La Felguera.

Fueron sólo 14 palos de sidra los que se presentaron para ser evaluados por un jurado presidido por Maximino Villarrica, formado por: Guti Rodríguez (Sidrería La Ballera, Villaviciosa), Sindo Martínez (Sidrería La Figar, Nava), Mino Villarrica (Villaviciosa), Severino Cuevas (Sidrería Villaviciosa, Oviedo) y Joaquín Fernández (Gijón), como notario se encontraba Jorge de Campoastur y escanciando Sabino Pérez (sidrería Terrastur, Oviedo). Esta sidra sólo pertenecía a dos llagares, en este caso Trabanco y Peñón, ya que los otros dos que forman la marca, ya habían cubierto sus necesidades en anteriores catas.

Mientras el jurado realizaba la “tastia“, nosotros hicimos balance sobre la evolución en este verano de este tipo de sidra y se abrió debate, por diferentes puntos, de como se ve la sidra en nuestra región. A principios de verano en esta sidra se produjo un aumento del 10 %, mayormente gracias a la campaña de “Sidra frente al Cáncer”, consiguiendo una cantidad de 4.000 euros destinada a proyectos de investigación.

Pudimos hablar con Samuel M. Trabanco (Sidra Trabanco) y Mino (presidente de jurado). Ambos llegaron a la conclusión que la sidra que se probó, está tierna para encontrarnos en Septiembre y con poco volátil, pero sin defectos; hay que decir que esta sidra no es para corchar inmediatamente, sino para finales de año, por eso debe estar algo tierna, para que en esa época, consiga su punto óptimo. Tras el coloquio Sindo nos comentó que por primera vez, todas las sidras habían pasado la cata, que estaba sorprendido por el buen resultado, lo cual nos indica buen presagio.

SONY DSC

Foto de grupo.

Para concluir decir, que hay una gran necesidad de formar e informar a la gente sobre los diferentes productos como la propia cultura que ofrece la sidra asturiana, ya que es imprescindible para evitar que esta tradición se pierda; quizás porque nuevas generaciones no estén tan preocupadas por ello, por eso intentemos educarlos y motivarlos, en algo que siempre estuvo en sus venas.

Espero que os haya gustado, lloquinos.

Loca por la Sidra

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *