Poda en Pumares


Hace una semanas acudimos a una jornada de poda de invierno organizada por el S.E.R.I.D.A. en Villaviciosa. Gracias a la entrada Plantación de Pumares, nos hacemos una idea de que árboles tenemos o queremos conseguir. Pero, ¿cómo los cuidamos?, ¿qué pasos tenemos que seguir? A continuación los desvelamos.

ASPECTOS PREVIOS

Hay una serie de aspectos a tener en cuenta:

. El pumar al igual que la manzana crece todos los años. Por el fenómeno de la vecería, la manzana se da más en un año que en otro, algo que se puede solucionar. Lo importante es que todos los años hay que podar, ya que es un ser vivo y crece.

. Las ramas verticales son más fuertes, cuando más tenga más vigoroso va a ser el árbol (influye que la sabia se mueve mejor en perpendicular). Pero si tiene más ramas horizontales e inclinadas, será más débil (la sabia se desplaza más despacio). Por ello hay que valorar todo, en su justa medida.

. Una buena poda en invierno (de formación o limpieza), fortifica el árbol. Una buena poda de verano (de fructificación), regula el fruto para el año próximo. Si quitas fruto el año que más tiene, al final acabas disminuyendo este para ese año, pero ayudas a que se genere más para el siguiente.

CRECIMIENTO

Ya tenemos los pumares escogidos y bien plantados, lo que nos dice que ya sabemos que variedades y patrón tenemos, su disposición, etc . Pero ¿cómo van a crecer?

El primer punto a valorar es cómo queremos que se vayan formando. Las formas más básicas de crecimiento para los pumares, son las siguientes:

. EN EJE: Predomina un eje vertical principal, a partir del cual, a una determinada altura (en torno un metro) salen las ramas, sin ningún orden, en todas direcciones.

. EN VASO: También denominado globular. De un eje central (a una altura inferior al metro), salen 3 o 4 ramas dominantes. De estas salen el resto de ramas inferiores.

. EN PALMETA (menos abundante): De un eje central (a partir de un metro aproximadamente), salen ramas horizontales y opuestas. Se sujetan con alambre, para asegurar esa forma.

Formas de crecimiento de los pumares.

Hay una forma de crecimiento denominada tradicional, que se puede considerar tipo en vaso. Ya que desde un mismo eje salen diferentes ramas dominantes y de ellas otras secundarias. Es un término, que siempre estuvo muy presente al hablar de pumaradas asturianas. Que se  asocia a árboles cuya disposición es poco controlada y/o regulada.

UTENSILIOS

Las herramientas que se utilizan son: sierra de arco, sierra telescópica, serrucho, cizalla, hacha, tijeras telescópicas, motosierra (grandes ramas), tijeras, navaja, masilla cicatrizante (injertos, heridas), guantes y alcohol (recomendable para emplear cada vez que se use un instrumento, sobre todo, teniendo cuidado a la hora de cambiar de árbol, para no contaminarlo).

LA PODA

La poda no es el único cuidado que hay que realizar a lo largo del año, pero si de los más importantes. Durante todo el año es necesario controlar nuestra pumarada. Sobre todo en los primeros años, en los cuales es crucial una vigilancia adecuada, con determinados tratamientos (en próximas entradas os haré un pequeño resumen de las más importantes, ya que hay numerosas, y no siempre son necesarias todas. Mucho va en función de cómo van evolucionando los árboles, de las enfermedades o plagas que se tengan, etc. Para quitarnos las dudas hay libros y cursos que son específicos de este tema).

Hoy nos vamos a centrar en la poda, de forma general, ya que al final el último en decidir, es el que cuida la plantación, quien va a determinar cómo quiere que vayan evolucionando sus árboles. ¿Qué es la poda? ¿Qué se pretende conseguir?

La poda es el acto de quitar/eliminar ramas u otros elementos del árbol, que perjudican su crecimiento o productividad. Esta técnica es beneficiosa y su fin es, conseguir una calidad tanto en el pumar como en la manzana.

Hay tres tipos de poda, que se realizan en diferentes épocas del año y en función de la edad del árbol.

PODA EN FORMACIÓN: Se realiza en la época de invierno, durante los primeros cinco años de vida del árbol, para asegurar que vaya consiguiendo el porte adecuado para su patrón. La forma que se escoge va en función de como queremos que crezca. Se puede optar entre en eje vertical y en vaso, principalmente.

Para asegurar un crecimiento eficaz del árbol, los pumares deben estar a una distancia adecuada, no deben llegar a chocar; nunca deben taparse unas ramas a otras, generando zonas sombrías; las ramas deben de tener suficiente iluminación, espacio y aire para su desarrollo. Sino se procedería a la poda de las ramas problemáticas.

PODA DE LIMPIEZA: Este tipo de poda se realiza en invierno, y se empieza a emplear, una vez que el árbol ya tenga forma (al final también va relacionado con la formación). Ya que aunque ya vaya alcanzando la estructura deseada, siempre hay alguna rama, brote u otros elementos, que no son favorables para la calidad del árbol.

Los elementos a quitar son los siguientes. Ramas que pueden ser competencia con el eje, si estamos con crecimiento en eje vertical. Eliminar chupones, es decir ramas verticales con exceso vigor y sin fruta. Podar brotes mal posicionados. Eliminar ramas secundarias sombreadas, muy cercanas, que se puedan cruzar (con ángulos cerrados), dañadas, rotas o secas. Evitar exceso de ramas muy vigorosas. Eliminar añales, que son losbrotes o ramas verticales, que salen muy cerca del árbol.

PODA DE FRUCTIFICACIÓN: Se realiza en época de verano cuando el fruto  todavía es muy pequeño, (aunque en primavera se pueden quitar las flores). A partir de que el árbol tiene una edad para empezar a producir regularmente.

Se deben tener en cuenta diferentes aspectos. Se deben eliminar superposiciones de ramas, brotes muy débiles, órganos fructíferos sombreados o envejecidos. Tiene que haber una correcta distribución de órganos y unidades de fructificación, cada flor acabará siendo un fruto, estos cuando crezcan si abundan en una determinada zona, puede ser perjudiciales para el árbol. Arqueamiento de determinadas ramas. Valorar reducir la alternancia de un año de buena cosecha con otro de mala, (vecería). ¿Cómo? a través de extinción, es decir con la eliminación de brotes en exceso o con el aclareo, técnica manual o mecánica, con la que se elimina el fruto o flor en exceso.

Qué podar en un pumar (imagen obtenida de la documentación sobre poda y cuidados de invierno de las pomaradas, del SERIDA).

A continuación se muestran imágenes obtenidas durante la jornada de poda a cargo del S.E.R.I.D.A., en Villaviciosa.

Espero que os haya gustado, más adelante se continuarán con más aspectos, como veis de la sidra, como de la manzana y el pumar hay mucho de que hablar. Talueguín lloquinos!

Loca por la Sidra

Bibliografía:

Documentación sobre poda y cuidados de invierno de las pomaradas, Serida (2017)

I Curso de Elaboración de sidra casera, Club Sierense Amigos de la Manzana (2017)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *