Plantaciones de Pumares


La pasada semana acudimos al primer módulo del I Curso de Elaboración de Sidra Casera realizado el Club Sierense de Amigos de la Manzana, en les Escueles de Les Feleches (Siero). Este curso se va a realizar en 3 días diferentes, en Febrero y Marzo, cada día van a tocar un tema relacionado con la elaboración de esta bebida.

El primer módulo se basó en la manzana de sidra asturiana, a lo largo de 3 horas, se tocaron temas de plantaciones, patrones de manzanas, injertos, tratamientos para invierno y verano, variedades de manzana, etc.

Y gracias a la materia dada en ese módulo, nos hemos planteado hacer esta entrada, en la que se tocaran temas enfocados a la plantación de pumares de sidra.

PLANTÓN:

Para introducirnos en el mundo de las plantaciones, hay términos muy importante a tener en cuenta, como es el caso del PLANTÓN, pero ¿qué es? es el árbol joven que se va transplantar, y se divide en la siguientes partes:

– PATRÓN:

El patrón es la raíz del plantón, determina el tamaño del árbol y la producción de manzana. Puede ser clonal o franco. En la manzana de sidra se usa patrón semienano o franco.

Clonal: Se obtienen a través de injertos, al clonar la planta. Son de menor envergadura. Pueden ser enanos o semienanos. Son más pequeños, pero tardan menos en producir.

Semienanos: Pueden alcanzar tamaños de 2 a 4 metros, empiezan a producir a partir de los 3-4 años y tiene una vida más corta. Aún así son los más se plantados hoy en día. Sobre todo para nuevas plantaciones, por la necesidad de una producción rápida.

Franco: Se pueden conseguir por injertos o por semilla. Alcanzan mayores tamaños, alcanzando incluso los 10 metros y son más resistentes. Su problema está a la hora de la producción, deben crecer bastante para empezar a producir, hasta los 11-15 años no tienen una buena cosecha. Pueden llegar a los 100 años. Hoy en día, en algunos sitios se siguen plantando, eran los que más abundaban antiguamente. Siguen presentes en pumaradas que se van conservando de generación en generación.

Mayor patrón, mayor tamaño de árbol, manzana y mayor productividad.

– INJERTO:

Es la parte de unión entre la variedad y el patrón. Puede ser por una yema (injerto de yema) o un brote (injerto de púa). Consiste en la fusión de una planta con una determinada variedad, al introducirla en otra (patrón). El injerto nunca se puede tapar, debe estar al aire libre. A continuación se muestran algunos ejemplos de injerto de yema o de púa.

 

– VARIEDAD:

En Asturias hay alrededor de 516 variedades de manzana, siendo prácticamente el 90% variedades de manzana de sidra, el resto de mesa. Dentro de estas hay un número determinado de variedades, que están consideradas como más aptas para la elaboración de sidra, debido a que han pasado una serie de ensayos y se consideran más idóneas a la hora del cultivo y producción (a grandes rasgos). Aunque que para el tema de la elaboración de sidra casera, no tiene porque ser así, al ser menor cantidad la que se necesita, se optar por alguna que no está dentro de este marco, siempre que se cuide, no se deje al libre albedrío. Estas son 22 variedades (más 3 nuevas incorporaciones), aunque de estas las que más se plantan en los últimos años, son (de mayor a menor %): Regona, Raxao, Durona de Tresali, De la Riega, Verdialona, Xuanina, Blanquina, Collaos, Panquerina y Solarina.

¿Cúales escoger? Para escoger el tipo que se quiera plantar, hay que tener en cuenta, para qué las necesitas. Para consumo propio o para venta. Si es para vender, al final optarás por las variedades que produzcan más. Pero si es para la elaboración de sidra casera, tienes que tener diversidad (manzanas ácidas, amargas y dulces), tanto a la hora de escoger la manzana y como de diferentes ubicaciones, ya que nuestro fin es conseguir una sidra de calidad.

¿Cómo colocarlas en la plantación? Una vez se hayan escogido las variedades que se van a plantar, se debe pensar como ubicarlas. Para hacer más cómoda su recogida, se debe tener en cuenta su maduración, es decir, que época es la más apta para apañarlas. Las hay tempranas que ya se pueden coger a finales de Septiembre, principios de Octubre y más tardías en Noviembre casi llegando a Diciembre. La tendencia a la hora de elaboración sidra casera, es realizar el proceso cuando haya más frío, mejores condiciones para el mismo, por ello se inclina a plantar variedades más tardías. Para el caso de sidra comercial, al producir más cantidad, su campaña es más larga y dura varios meses, por lo que abarcan todas las variedades.

A grandes rasgos hemos determinado términos importantes a la hora de plantearnos plantar un pumar o porque no una nueva plantación, pero claro no se puede hacer de cualquier manera, hay que seguir una serie de pasos…

PASOS A SEGUIR

 

– PLANTACIONES NUEVAS:

Cuando se va a realizar una nueva plantación, por lo general, hay una serie de pautas ha realizar antes del cultivo. No es sólo el plantar, hay que tener en cuenta que queremos cultivar, que tipos de variedades y patrón, cuantos pumares de cada variedad, el terreno, etc. Hay ciertos pasos a tener en cuenta:

1- Elegir el terreno adecuado: Lo primero de todo, tenemos que ver donde vamos a plantar. Debemos eludir terrenos que no drenen bien el agua, tipo arcillosos, ya que pueden quedar encharcados o muy rocosos. Evitar pendientes muy pronunciadas poco favorecedoras a la hora del laboreo. Y que no sean muy profundos y sombríos.

2- Analizar la tierra: Se debería saber sobre que terreno se va a plantar, para ver si es óptimo o se necesita aportar algún mineral o nutriente.

3- Orientación de la pumarada: Pensar en como va estar la plantación, ya que su orientación es muy importante, sobre todo para la entrada de vientos, evitando zonas con vientos muy intensos; con buena luz solar, preferiblemente orientada al Sur.

4- Reservar la planta en el vivero: Se recomienda reservar la planta, con una año de antelación. Hay que tener en cuenta: cual es patrón adecuado para nuestro terreno, que número de pumares de cabida tiene nuestra finca y número de árboles por variedad que vamos a comprar.

5- Marco de plantación: Una vez que ya sabemos que tipo de patrón hemos escogido, hay que valorar como vamos a colocar estos árboles. Dejando una separación adecuada, para que puedan crecer sin molestarse unos a otros y para poder pasar sin problema a la hora del laboreo. Para ello hay unos marcos de plantación adecuados para el tipo de patrón escogido. Cuanto mayor es el patrón mayor será la distancia.

6- Solicitar subvención: Si se va a realizar una nueva plantación, en un terreno que no haya ningún árbol, se puede solicitar una subvención para el fomento del cultivo de manzano de sidra. Se deben cumplir una serie de requisitos. En el siguiente enlace, se muestran los requisitos Trámite Subvención Cultivo Manzano Sidra.

– PLANTACIÓN DE UN PUMAR:

1- Abonar la zona donde se va a plantar.

2- Una vez comprado plantón tapar hasta su plantación, para que siga en buenas condiciones.

3- Hacer una poza donde se va a colocar, teniendo en cuenta los contiguos, a una distancia adecuada, y cerca de los que tengan la misma floración o recolección. Evitar que se tarde mucho en plantar tras la compra.

4- Plantar el plantón y tapar con tierra. Regar y cuidar, principalmente durante el primer año. Este lo hay que plantar en invierno, de diciembre a marzo, siendo los meses más óptimos enero y febrero.

5- Si es necesario poner un tutor, para controlar su crecimiento, e ir realizando los tratamientos oportunos, para cada época del año, a lo largo de la vida de árbol. Se recomienda quitar el fruto, los primeros años de vida.

Hasta aquí para haceros una idea de las plantaciones, que términos son importantes y que pasos, a grandes rasgos, hay que seguir. Al final para llevar a cabo esta tarea es recomendable acudir a algún curso referente a esta temática, donde se especificarán muchas cosas y se podrán solucionar diversas dudas.

La semana que viene continuaremos con el tema de mantenimiento de estas plantaciones, tratamientos a seguir, poda en invierno y verano, etc. Espero que os haya gustado lloquinos. Talueguín!

Loca por la Sidra

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *