BASILIO


BASILIO

Ubicación y Contacto

Ubicación del llagar, cómo contactar con ellos

Dueños

Benigno Aramburu Melero

Historia

Para contar la historia de este llagar, tenemos que entrelazar dos relatos diferentes.

El primera es el de un chigre con llagar propio, uno de los más antiguos de la región. Este se fundó a finales del S. XIX, en la capital del concejo de Parres, era el llagar de Ñico. Este establecimiento poco a poco fue creciendo, contaba con una gran extensión, poseía bolera propia y se podía espichar directamente en los toneles e incluso se permitía traer la comida de fuera, comprando la sidra por zapicas.

El segundo relato, va sobre una familia de herradores de Robriguero, un pueblo asturiano situado en Peñamellera Baja. La familia Aramburu, que ya iba por la cuarta generación, en una profesión donde eran reconocidos por la zona. Pero Basilio Aramburu, con visión de negocio, pretende hacer un cambio radical en su vida y dejar ese negocio, ya que tenía miras en otro sector.

Ahí es donde se entrelazan, ya que al percatarse de la existencia del llagar de Ñico, Basilio que conocía al dueño, se queda prendado de la sidra y lo que la rodea. En los años 50, decide coger las riendas de ese negocio, el cual poco a poco iba pagando a su anterior dueño. Sin tener muchos conocimientos en el sector, con la ayuda de amigos y familia, saca adelante el local, que cambia de nombre a Llagar de sidra Basilio. Mucho dinero y trabajo invertido, en cambios para el negocio, donde alcanzaron grandes beneficios. Atrás quedan las historias que se dieron en el local, donde gente de todas Asturias y Cantabria visitaba para disfrutar de la sidra, la gastronomía asturiana y la cultura que conllevaba. Poco a poco, los 5 hijos desde bien pequeños iban colaborando tanto en el bar como en el llagar. Miguel Ángel, Agustín, Basilio Tomás, Benigno y César Manuel, su juventud fue en torno a este, pero la vida de cada uno les hizo buscar su rumbo personal, sin dejar a un lado lo que siempre formó parte de ella. Hoy en día ya no tienen servicio de restauración pero siguen elaborando esa sidra, aunque en menor producción.

Año fundado

En 1890 se funda el Llagar de Ñico, en la capital del concejo de Parres. En 1956, pasa a manos de Basilio Aramburu, cambiando el nombre al mismo que tenía su marca sidra, Basilio. Hoy en día sigue en funcionamiento, pero con menor productividad, a cargo de sus hijos.

Capacidad

Su capacidad máxima es de 150.000 litros, actualmente sólo utilizan una pequeña parte de la misma. Tienen dos llagares de apertón de inoxidable, con una capacidad de 13.000 kg cada uno. Cuenta con toneles de madera y fibra, pero hoy en día, sólo utiliza el segundo tipo.

Manzana

Las manzanas que utilizan son prácticamente de la zona asturiana de interior: Parres, Cangas de Onís, Ponga y puntualmente de costa, como las de Ribadesella.

Premios

. 1987: Mejor sidra de Asturias en el Concurso regional de sidra natural en Villaviciosa.

Productos y Servicios

Poseen un solo palo de sidra natural tradicional Basilio, el cual se vende, principalmente, en tiendas por la zona de Cangas de Onís, Llanes y Ribadesella, a modo de pack (dos botellas más vaso). Se pueden hacer visitas guiadas con cita previa.

Corchos y etiquetas

A continuación os mostramos sus corchos y sus etiquetas.

Loca por la Sidra - 26/03/2018