III Concurso de Sidra Casero “Memorial Manolo Los Piñares”


El pasado sábado por la mañana volvimos al concurso de sidra casera que organizan en Castiello de la Marina, coincidiendo con sus fiestas de San Juan Bautista. Prueba en honor al que fue uno de sus vecinos más sidreros Manolo de Los Piñares. Si queréis ver como transcurrió el año pasado, ahí os dejo el enlace ⇒ II Concurso Sidra Casero.

Fueron 22 las sidras participantes, los cuales como requisito debían hacer sidra en cualquier casa ubicada en el concejo de Villaviciosa. El jurado fue de izquierda a derecha: Jose Valle conocido como Cabañín (Peón, Villaviciosa), Rafa Fernández de Sidra Buznego (Arroes, Villaviciosa), Tino Cortina conocido como el Suizo (Castiello La Marina, Villaviciosa), José Tomás de sidra J. Tomás (Candanal, Villaviciosa) y Emilio Piñera (Argüeru, Villaviciosa). El escanciador fue Jose Valle perteneciente al llagar sidra Piñera (Deva, Gijón) y presentado por Jose Manuel Álvarez (DJ Meri de Argüeru, Villaviciosa).

El concurso en sí consistió en una primera vuelta donde se valoraba toda la sidra participante y tras ella se volvió a valorar a las ocho mejor valoradas, también a una vuelta. El mejor premio se lo llevó Ángel Marcos, que curiosamente fue el ganador de la primer sidre del añu en maera, el pasado Abril, se hizo con un trofeo, una saca de 500 corchos y 100 €. El segundo premio fue para Argüeru, a Octavio García, trofeo, saca de 500 corchos y 70 €. El tercer puesto estuvo reñido pero al final fue para Jose Antonio Vega, que se fizo con trofeo, saca de 500 corchos y 30 euros. El resto de participantes tuvieron diploma por participar.

En mi humilde opinión, estuvo peor organizado que el año pasado. Comenzando por permitir que llegase sidra más allá de las 12:00, lo que implicó que se empezase más tarde y a última hora hubiese más prisa. Lo ideal sería una preselección y luego una pequeña final hubiese sido más correcto. Pero al realizar una primera tanda votando a todas  las participantes y luego repetirla sólo con los 8 mejores y sumar esa puntuación, no lo veo tan objetivo como en otros concursos. Aunque hay que reconocer que los jurados estaban cañeros y prácticamente no pasaba ninguna el aprobado, sólo las cuatro primeras fueron las que sobresalieron respecto a las demás. El tiempo es oro, para que las cosas vaya por su camino y correctas, este es necesario. Aún así, es un aliciente tanto para toda la gente que hace sidra en casa, como para fomentar la cultura sidrera. Esperemos que para el próximo año vuelva al cauce.

Espero que os haya gustado lloquinos. Nos vemos en los chigres o cualquier evento sidrero. Tallueu!

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *