XXXII Concurso de Sidra Natural de Villaviciosa, 12/09/16


Ayer se celebró la 32 edición del Concurso de Sidra Natural de Villaviciosa, junto al concurso del concejo de Nava, son los únicos que son a nivel regional, cualquier sidra natural tradicional, comercial, de Asturias se puede presentar. Además del prestigio que tienen, tanto por parte de los llagareros como del público. Fueron 41 llagares los que participaron en la prueba.

El martes 6 se realizó la preselección, en la plaza de Abastos de Villaviciosa. ¿Cómo se realizó? Hay que decir que al igual que el concurso de sidra natural de Nava, en todo momento, tanto la selección como la final, la realizan el mismo jurado profesional, formado por 10 miembros, muy reconocidos en el mundo de la sidra. Estos son: como presidente, Maximino Villarrica (Villlaviciosa), Loreto García (El Madreñeru, Siero), Pablo Costales (El Cuetu, Gijón), Luis Naredo (El Furacu, Villaviciosa), Joaquín Cernuda (Villaviciosa), Agustín Rodríguez “Guti” (La Ballera, Villaviciosa), Joaquín Fernández (Gijón), Gumersindo Martínez (La Figar, Nava), Miguel Prieto (El Centenario, Gijón) y Jorge Ramos “Parrochín” (Los Pomares, Gijón) . Pero para agilizar el proceso, en la primera preselección, el jurado se dividió en dos grupos, uno presidido por Mino Villarrica, el cual valoró 21 botellas y otro por Sindo Martínez, valoraron 20 botellas; de esa primera tanda, las 15 mejor valorado fueron sometidas a otro corte y de ahí escogieron las 6 finalistas, para catarlas en la final en la plaza del Ayuntamiento.

El presentador de la final fue Luis Estrada y los escanciadores oficiales de la prueba fueron, Chema Pezón (Villaviciosa) y Senén Sáinz (Villaviciosa).

En la final el jurado valoraba las 6 finalistas, del 6 al 10, en dos tandas, en la primera sabían el orden que estaba bebiendo, pero en la segunda era una cata a ciegas, el orden variaba. Como detalle singular decir que en este caso no se lavaba ningún vaso, es decir por cada culín que se bebía había un nuevo vaso, no se repetía; para evitar restos de otra sidra.

Hubo un empate en las dos primeras posiciones a 166, en el desempate, a la primera botella todos los miembros del jurado les ponían un 9 y a la segunda si les gustaba menos era puntuada con un 8 y más con un 10.

Una vez decidido el desempate, de la mano de Tano Collada, se descubría la sidra ganadora, siendo SIDRA CONTRUECES, enhorabuena! Fue a recogerlo Iván Rubiera, la última generación que está a cargo del llagar.

Este concurso fue gracias al Ayuntamiento y a los organizadores, Ricardo Pérez, Mariano Sariego, Ovidio Fernández (Serida), Tano Collada, Tano Collada (hijo) y Laudino Riva.

Me ha parecido un buen detalle por parte del Ayuntamiento y organizadores, que se realizase cara al público, tanto la preselección como la final, para que la gente se de cuenta de la importancia de esta cultura tan arraigada a nuestra tierra y el valor de estos concursos, no sólo con el fin de ganar concursos, sino también para incentivar a los llagareros y promover tanto esta bebida, como el mundo que la rodea. Hay que evitar que se pierda algo, que siempre ha prevalecido en los genes de todo asturiano.

Hasta aquí el evento, espero que os haya gustado lloquinos.

Loca por la Sidra

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *