Visita al llagar familiar de Ismael Bastián (Sariego)


La historia que hoy nos toca contar, se cuenta por si sola; ¿por qué? Por dos razones principalmente: la primera por encontrarte a gente tan apasionada a esta bebida como una servidora, donde su buen hacer tiene recompensa (y con creces) y la segunda, porque va más allá de una visita a un llagar casero, ya que formó parte de la cultura sidrera de nuestra región.

Así es lloquinos, hoy nos vamos a adentrar en un llagar sareganu de sidra casera, pero con huella comercial y que todavía guarda parte de esa esencia.

Un poco de historia

Sabemos de muchos llagares, donde sus comienzos fueron desde casa, que poco a poco se iban introduciendo en el sector comercial. Pero por raro que parezca, también hay el caso contrario, para muestra el llagar de Ismael Bastián, ubicado en Pedrosa (Sariego). Por circunstancias de la vida, se cerró el llagar comercial La Vizcaína, que con el paso de los años se retomó la actividad, pero únicamente para elaboración casera.

Sariego fue una de las cunas sidreras y en parte se debe a una mujer emprendedora y luchadora, que sola sacó adelante a sus hijos; la sidra era una pasión común en la familia de Guadalupe, donde ella misma junto a su hijo menor fundó Lupe Vigón, pero tres de sus hijos siguieron sus pasos, estableciendo su propio llagar: Foncueva, Sareganu y La Vizcaína, nombres que fueron muy representativos para el concejo, a mediados de S. XX. Este último, fue el principio en la sidra de la familia de Ismael.

. Sidra La Vizcaina: Llagar pequeño ubicado en el barrio saregano de Pedrosa. Tuvo sus comienzos en el año 1952 y estuvo funcionando 30 años (1982). Tenía su propio establecimiento, el chigre-tienda La Vizcaína. La capacidad máxima que tuvo era inferior a los 100.000 litros. Actualmente se conserva: el llagar de apertón de dos fusos de grandes dimensiones (ya no se utiliza), toneles de madera, cinta transportadora, llenadora y corchadora a piñón.

Aunque hoy en día, en este concejo, sólo hay presentes 3 llagares de sidra comercial (Foncueva, Riestra y Nocéu), son muchos de los vecinos, que elaboran sidra en casa, además, cuenta con el concurso más antiguo de sidra casera de Asturias, desde 1995, donde los inscritos en alguna ocasión llegaron a superar el medio centenar.

Elaborando sidra casera

Ismael Bastián y Falo Fernández (suegro y yerno, respectivamente), nos comentaron como elaboran su sidra casera, una actividad muy familiar, donde todos colaboran de un modo u otro. Todos los años, desde el año 2001, a finales de Octubre, se dedican a esta labor con mucho mimo.

Aunque no pudimos elaborar sidra con ellos, nos mostraron todos los pasos a seguir para conseguir ese ansiado caldo. La manzana que utilizan es de sus propias pumaradas, una vez llegue al llagar se pesa, tras ello se lava. A continuación se pasa a la mayadora, por una cinta transportadora, cayendo al llagar. Hoy en día, usan un llagar de apretón hidraúlico, cuya capacidad es aproximadamente 1700 litros. Cuando sale el mosto de la prensa, por medio de una manguera, pasa a la parte inferior, donde se ubica la bodega a depósitos de inox (los toneles de madera están en desuso). Allí se almacena hasta su corchado. Analizan la sidra de forma mensual, para ver como va evolucionando y controlando el mejor momento para su embotellamiento.

Premios

Esta familia está imparable, ya que son muchos los galardones que llevan consigo, desde que empezaron a elaborar sidra casera, han estado en lo más alto en 9 ocasiones, en su localidad y 2 veces han alcanzado, el tercer puesto en el concurso regional. También han ganado premios de manzana de sidra y mesa en el Festival de la Manzana (Villaviciosa).

La sidra que participa siempre está a nombre de Ismael Bastián o su nieta mayor, Paula Fernández (hija de Falo), ya que son los que dan más “suerte” a la familia.

Sariego:

1º Premio: Paula Fernández (2003, 2007, 2009, 2011 y 2016), Ismael Bastián (2012 y 2017).

2º Premio: Ismael Bastián (2013 y 2015).

Regional:

3º Premio: Ismael Bastián (2012 y 2017).

Festival de la Manzana:

1º Premio: Manzana de sidra (2001).

2º Premio: Manzana de mesa y sidra (1998 y 1999).

A continuación os mostramos un vídeo, donde se aprecia la visita:

Esta familia entrañable tiene claro como elaborar buena sidra, y los resultados caen por su propio peso. Con su lema “Pañar hoy para mayar mañana”, dejan claro la presencia de calidad, tanto en la materia prima y como al tratarla. Están imparables y doy fe que siguen por un buen camino, sólo les quedaría ganar el primer premio de sidra casera de Asturias, el cual estuvieron a punto de conseguir en dos ocasiones; pero no sólo se quedan con eso, sino con lo que representa esta bebida para ellos, unión y alegría familiar, claves para alcanzar todos sus propósitos sidreros.

Gracias a Falo e Ismael por abrirnos las puertas de vuestro llagar. Espero que os haya gustado lloquinos. Vémonos polos Chigres o en algún eventu sidreru. Tallueu

Loca por la Sidra

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code