V Axuntábense de la Sidra de la Buena Cofradía de los Siceratores


Un año más, coincidiendo con el día del padre, la Buena Cofradía de los Siceratores vuelve a realizar el Axuntábense de la Sidra, en este caso ya van por la quinta edición. Aunque el tiempo no acompañó mucho, si que lo hicieron diferentes miembros de otras cofradías, entidades de la comarca y como numerosos personajes del sector sidrero. El acto se celebró en el llagar de Lolina, antiguo llagar industrial, que en la actualidad es el centro sociocultural de Nava. Gracias a la decoración de la naveta Carmen Montes, la zona se tansformó en un pequeño bosque, para que los homenajeados se sintiesen a gusto.

El año pasado, os comentamos por qué se celebraba el día de San José, sino te acuerdas échale un ojo al siguiente enlace ⇒ IV Axuntábense de la Sidra.

El acto empezó con la presentación de Milio’l del Nido, junto al presidente de la Cofradía, Roberto Llamedo (el cual fue la imagen del evento, gracias al pintor Favila). Inmediatamente después, fue la ocasión idónea para la primera actuación de Odón del Paganeú, un habitual por estos lares, que disfruta tanto de la sidra como de sus cantares. Tras él, era el momento hacer nuevos cofrades, la primera fue la naveta Mercedes Guerrero, en este caso de número. El resto de los cofrades fueron de mérito, a los cuales se les agradeció su influencia en este mundillo.

  • Periodistas de la Comarca de la Sidra: Enrique Carballeira (El Comercio), Juan Aguado (TPA), Lidia Is (El Comercio), Manuel Noval (La Nueva España), María Márquez (El Fielato y El Nora), Pablo Nosti (El Comercio) y Sergio Galdo (TPA). Todos ellos son merecidos cofrades, por estar al pie del cañón y difudir, en todo momento, esa noticia sidrera.
  • Juanjo Arrojo: Reconocido fotógrafo mierense, que aunque no sea un gran bebedor de esta bebida, disfruta y aprecia dicha cultura, lo cual refleja en forma de fotografía.
  • Club Sierense Amigos de la Manzana: Club que va lleva a sus espaldas más de 20 años, promocionando y transmitiendo todos los aspectos que conocen, referentes a la sidra y manzana. Conocimiento, historia y motivación son tres de las muchas palabras que los definen.
  • Sidra Castañón: Llagar maliayés a cargo de Julián Castañó. Un llagar familiar a la par que innovador, sin dejar a un lado la calidad y constancia, que los defina, lo cual se manifiesta en el reconocimiento de sus consumidores.
  • Vicente Díaz: Cantante asturiano que es mucho más que la canción “Que tien esta sidrina”, sus canciones, son el espejo donde muestra la pasión por su tierra y cultura. En múltiples ocasiones, deja constancia del defensor que es, de nuestra bebida por excelencia, la cual disfruta tanto de forma particular, al elaborarla en su casa, como al disfrutarla por toda la región, al cantar y al beberla con buenos amigos.

Hubo palabras para los galardonados, pero también para el museo de la sidra y como no para la candidatura de la sidra para ser patrimonio inmaterial de la humanidad. El propio alcalde, que era consciente de lo que iban a expresar, no tuvo problema al apoyar las dos acciones, todo lo que estuviera en sus manos, desde su ayuntamiento. Dejó claro que el museo, pese a que pasó por una mala racha, no se va a cerrar y seguirá en Nava, y que a partir de Abril tendrá nueva dirección, además resaltó su motivación para realizar por primera vez el concurso de sidra casero de Nava.

Tras el acto fue momento de la espicha, donde la sidra ganadora del año pasado, Val de Boides, corría sin parar, acompañada de algún que otro pincho, a cargo de la cofradía. Era la oportunidad de comentar anécdotas, de tertulies sidreres y como no de algún que otro canto, a cargo de Odón y Vicente, a los cuales se unían muchos de los asistentes.

Este evento, que suele ser uno de los primeros del año del mundo de la sidra, aunque sea organizado por la cofradía, es más informal que otros actos, pero muy cercano y ameno, lo cual va acorde con la definición de espicha o fiesta sidrera. Cada año, premia a gente del mundillo, que de un modo u otro influyen o colaboran, para que esta cultura no desaparezca. Nuestra sidra natural tradicional está viva y eso se refleja en asociaciones o clubs, en los llagares, en la fotografía y a través de diferentes medios de comunicación; por ello, todos juntos, debemos luchar para que esa cultura, sea patrimonio de la humanidad.

Espero que os haya gustado lloquinos, vémonos polos bares o en algún eventu sidreru. Tallueu!

Loca por la Sidra

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code