Sidra casero de Carreño


El pasado 4 de agosto, se llevó a cabo la 4ª Degustación de sidra en Carreño, además de contar, con la 3ª exposición de elementos funcionales (los cuales van rotando cada año) y de actividades para los más peques.

DEGUSTACIÓN

Cada año aumenta el número de participantes en dicha tastia, ya que lo que empezó con 12 elaboradores de sidra en sus casas, este año alcanzó los 18. Desde la organización poco a poco, van consiguiendo que se vayan animando más llagareros locales.

A lo largo de toda la mañana, se pudo tastiar la sidra que se quería, además de acompañarla de algún que otro pinchín, por la compra del vaso conmemorativo a 3 €. Dicho acto contó con el apoyo y patrocinio del llagar comercial de Carreño, Sidra Peñón, el cual lleva varios años apoyando dicha iniciativa.

Los llagareros de sidra casera, que colaboraron con tres cajas cada uno, fueron:

  • José Ramón Cuervo de Casa Caseta (Perlora), José Francisco Ramos del barrio La Forca (Perlora), Dositeo García de Casa Dositeo (Perlora), Toya González y Víctor García, de La Formiga (Perlora), Rosana Muñoz y Paloma García de Casa la Vega (Perlora), Pedro Muñiz de Casa El Prao (Perlora), Silverio Junquera «Pichi» de Casa Manín (Prendes), José Antonio y David Morán de Casa Morán (Prendes), José Luis González y Alfredo Hevia de la Rebollada (Guimarán), Manuel Suárez de Villar de Abajo (Tamón), Enrique Sánchez de Villar de Arriba (Tamón), Rubén González (Llanera-Carrió), Daniel Tuñón (Perlora) y Luis Álvarez, Ca Lluis (Carreño).
  • El concejo invitado este año, fue el de Candamo, el cual lleva unos años haciendo degustación casera, a finales de Julio.

Hubo un espacio para los peques donde pudieron escanciar agua, mayar e incluso jugar, todo ello organizado por el biólogo Félix Muñoz, el cual lleva 20 años realizando este tipo de actividades.

EXPOSICIÓN

Un año más se contó con una pequeña muestra de elementos de llagares funcionales. En este caso fueron 8 piezas: Zapica de madera (Casa de Marujina, El Cantu – Prendes, posterior a 1899), pala de madera para la magaya (Casa El Prao – Perlora, posterior a 1915), corchadora manual de madera, bocoy y media pipa (Casa Llacín – Prendes, 1ª mitad S. XX), corchadora de palanca a compresión lateral (Casa Alejo, La Torre – Perlora, S. XX), canilla de tonel y pieza motobomba de trasiego (Casa La Vega, La Torre – Perlora, 1ª mitad S. XX), llenadora de 4 caños (Casa Rodiles – Perlora, años 30) y mayadora con su tolva de madera (Casa Soto, El Perecil – Perlora, años 40).

SIDRA ROJA

Ya en ediciones anteriores, os comentábamos algo sobre este tipo sidra, y esperamos con ansias ese famoso libro de Paloma García Muñoz, donde nos cuenten todo sobre la misma.

Principalmente, son tres vertientes las que se asocian a esta sidra rojiza, que fue tan característica en el concejo de Carreño, dos de ellas, guardan relación con la parte más natural, a la hora de elaborar la sidra y otra es más social, influenciada por el consumo directo de la misma.

  • MANZANAS ROJAS: Hoy en día, pocas variedades y cantidades se conservan, donde la carne de la propia fruta sea rojiza, lo cual a la hora de machacarla/mayarla genera sidra dulce más rojiza. Estas variedades eran muy habituales por estos lares y eran aprovechadas por sus lugareños a la hora de hacer su propia sidra.
  • MADERA DE CEREZO: Bien es sabido que la madera de cerezo, sino se trata bien, puede generar un ligero tinte en los productos que conlleva. Esta madera fue muy habitual tanto para el caxón o masera de los llagares carreñenses así como en las pipas o toneles pequeños, a principios del S. XX.
  • SANGRE EN EL CHIGRE: Igual es un poco directo hablar de sangre en los chigres, pero es que la parte más social, que se documenta a través de relatos e incluso noticias de prensa, nos hablan de que el consumo de sidra carreñana, en los años 10 – 20, al romper alguna pipa o tonel, tanto en Carreño como en La Calzada – Natahoyo de Gijón, se asociaba a alta ingesta de alcohol y agresividad entre sus consumidores; llegando incluso a provocar grandes altercados, donde más de una vez, la sangre corría por los chigres. Esto generaba noticias sensacionalistasen prensa, que con el boca a boca, fueron asociando a esta sidra con carácter fuerte, de forma negativa, al color rojo.

A continuación os dejamos un enlace con todas las fotos realizadas a lo largo de dicho evento ⇒⇒⇒ IV DEGUSTACIÓN SIDRA CASERA DE CARREÑO

Esperamos saber más información sobre la misma, ya que desde Casa La Vega de Perlora, antiguo llagar Cagarreales, se ha vuelto a empezar a elaborar sidra roja, con el fin de que no caiga en el olvido, ya que forma parte de su cultura tradicional.

Espero que vos haya prestao lloquinos, vémonos polos chigres o en algún eventu sidreru. Tallueu!

Loca por la Sidra

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code