I Concurso de Sidra Casero en Sales, Colunga


El pasado sábado de 1 de Julio se celebró el Primer Concurso de Sidra Casero en Sales (Colunga). Coincidiendo con las Fiestas de San Pedro de dicha parroquia. Tuvimos la suerte de organizar este concurso, con la ayuda de la asociación de las Fiestas.

Empezó poco antes de las 18:00 , hay que admitir que fuimos con un poco de retraso, y duró hasta cerca de las 21:30; todo ello debido a que 30 fueron los participantes que se animaron a concursar. Sólo tenían que seguir una serie de requisitos: pertenecer a algún un concejo asturiano, hacer sidra en casa y llevar 5 botellines de sidra sin etiqueta, y con corchos no timbrados; además de ganas de participar. Dicho esto los que quisieron apuntarse al lío, sólo tenían que llevar la sidra a la Escuela de Sales o contactar con una servidora, en un horario establecido.

Cuando nos pusimos a la faena no pensamos que iba a tener tanta acogida, ya que los 30 participantes, pertenecían a 7 concejos diferentes: Cabranes, Colunga, Gijón, Langreo, Piloña, Ribadesella y Villaviciosa. Debido al número de participantes se decidió realizar dos semifinales, donde un jurado probaba las primeras 15 botellas y otro jurado las 15 siguientes. De cada preselección pasaban las 3 mejor valoradas, con un total de 6 participantes para la final. El primer jurado estuvo compuesto por: Fernando Fonticiella (Colunga), Alicia Pérez (Colunga), Fernando Díaz (Villaviciosa), Petté Coyada (Villaviciosa) y Luis Sariego (Villlaviciosa). El segundo jurado estuvo formado por: Juan Pérez (Villaviciosa), Enrique Pedrayes (Villaviciosa), Rogelio Pando (Colunga), Ivan Prieto (Ribadesella) y Laudino Riva (Villaviciosa). El jurado para la final fue: Luis Sariego de Villaviciosa (realiza sidra en casa y es el presidente de la Asociación de Sidra Casera de Piloña), Enrique Pedrayes de Villaviciosa (elabora sidra casero y ganador del concurso sidra casero del concejo Villaviciosa en el año 2013), Juan Pérez de Villaviciosa (realiza sidra en casa, siendo la mejor sidra casero de Asturies en el año 2015 y ganador del concurso de sidra casero del concejo de Villaviciosa en el año 2010), Rogelio Pando de Colunga (alcade de Colunga y gran aficionado a esta bebida) y Fernando Díaz (apasionado por esta bebida, que fue uno de los alumnos del I curso de Tastia de Sidra de la Asociación de Fomento por la Sidra Tradicional de Asturies). Escanciando tanto para las dos preselecciones como para la final estuvo Javier Vega de Colunga; un gran echaor, que estuvo muchos años trabajando en la hostelería. Además pudimos contar con la colaboración de Susana Alonso, Patricia González, Rubén González, Laudino Riva y Daniel Toyos, a la hora de organizar botellas, lavar vasos y en la fotografía.

En la primera vuelta era una la que se decantaba, pero en la segunda la que iba en segunda posición también resaltó, por lo que apareció un empate entre las dos primeras, quedando como resultado final el siguiente:

1- Isaac Martínez (Tezangos, Ribadesella), participante nº 30 ⇒ 500 corchos + vaso conmemorativo + trofeo + diploma.

2- Arcadio Rosete (Cueves, Ribadesella), participante nº 27 ⇒ 300 corchos + vaso conmemorativo + trofeo + diploma.

3- Avelino Fuentes (Coya, Piloña), participante nº 3 ⇒ 200 corchos + vaso conmemorativo + trofeo + diploma.

4- Juan Martino (Coru, Villaviciosa), participante nº 22 ⇒ Diploma.

5- Pablo Suárez (Sales, Colunga), participante nº 11 ⇒ Diploma.

6- Mari Luz Rivero (Sales, Colunga), participante nº 8 ⇒ Diploma.

La ganadora se sorteó en el ramu del día siguiente, junto a un pan y vaso conmemorativo, llegando a los 70 euros. A continuación se muestran fotos durante el evento.

Para finalizar, dar las gracias a todos los participantes, ya que sin vosotros no hay concurso, espero que en próximos años podemos volver a contar con vosotros; a la asociación de las fiestas de Sales, a todos los que formaron parte del jurado, al escanciador y a todos los que colaboraron de una forma u otro (que doy por echo que sois unos cuantos), pero sobre todo a mi compinche, mi media manzana, Rubén González,  que siempre está ahí en la sombra, y que sin él os aseguro que nada hubiese salido p’alante. Mucho curro pero nos vamos con buen sabor de boca y pensando en el año que viene, porque tuvo tanta aceptación que volveremos a repetirlo, mejorando en los errores que hayamos tenido.

Ya llegó el veranín y la sidra apetece más, sea en la playa o en alguna terracina, nos vemos por los chigres o en algún evento. Espero que os haya gustado, tallueu lloquinos!

Loca por la Sidra

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *