Cosecha 2016 de Llagares de Sidre d’Escoyeta 29/12/2016


Ya queda poco para acabar el año 2016, y nos han informado de como ha ido la recogida este año en los llagares de sidre d’escoyeta, un balance que nos hace valorar la repercusión de la manzana asturiana en esta cosecha.

Para hacer un poco de memoria, hay que tener en cuenta que en los pumares se da el fenómeno de vecería, es decir la alternancia de un año con mucho fruto con otro de menor cantidad. El año 2015 se produjo la cosechona, donde hubo mucha producción de manzana; por ello se daba por entendido que este iba a ser de muy poca cogida.

El balance de los llagareros de sidra de manzana seleccionada (Foncueva, Muñiz, Peñón y Trabanco), es que pese a la limitada cantidad de manzana, esta es de muy buena calidad y de maduración tardía. Lo cual implica que la campaña, a la hora de mayar, haya comenzado en Octubre y prácticamente acaba de finalizar.

Jose Manuel Riestra, el presidente de la Sidra de manzana seleccionada y gerente de Sidra Muñiz, comenta que al contar con manzana de buena calidad, los mostos que ya están fermentando también lo serán, tienen mucha fuerza y son equilibrados.

Por otro lado, Cele Foncueva, de Sidra Foncueva, explica que hay una buena base pero sino se trabaja la fermentación, de nada servirá.

La apuesta por innovar de forma sostenible en las plantaciones nos va ayudar a disminuir el fenómeno de vecería, ya se está viendo en las pumaradas, algo que recalca Samuel  M. Trabanco, de Sidra Trabanco. Actualmente cuenta con 100 hectáreas de plantación en Asturias.

El efecto de la maduración más tardía es algo que bien expresa Jose Manuel González, de Sidra Peñón, este año a causa de las circunstancias meteorológicas, se retrasó la floración, lo que conllevó a un cuajado y maduración más tardía; afectando a la época de mayada. Aunque según su opinión no va a influir en el resultado final.

Según las opiniones de los cuatro llagareros esta sidra va por el buen camino, ya está fermentando hasta los primeros meses del 2017. Se valora el hecho de realizar la primera mesa de cata a mediados de marzo – principios de abril, para volver a sacar al mercado “Sidra sobre la madre” y la cual se consumirá hasta Septiembre, en posteriores catas se evaluará sidra ya trasegada.

 Esperemos que así sea y se genere sidra de buena calidad, para que podamos disfrutarla durante todo el año. Hasta la próxima y espero que os haya gustado, lloquinos!

Loca por la Sidra

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *