CONTRUECES


Ubicación:

Llagar de Sidra Contrueces, Carr. del Obispo 374, 33211 Gijón (Asturias).

Dueño:

Iván Rubiera

Contacto:

tfno: 689571084

Historia:

Hay lugares como este, que están destinados a formar parte de la historia sidrera. Tras sus entresijos, con piedra y madera, se reflejan las vivencias de la familia Rubiera, y es que este llagar, siempre perteneció a dicha familia, donde se pretendía mantener la calidad con el buen hacer de la sidra.

Todo comienza, a finales de los años 20, donde un carretero de profesión y apasionado por la sidra (ya elaboraba sidra en su casa, en el barrio gijonés de Mareo), decide realizar una excavación en una finca de la zona de Contrueces; tras esta, instala un llagar de piedra a medida. El nombre de dicha persona, era Manuel de Ángel Rubiera (bisabuelo del actual gerente). El cual, a lo largo de su vida, intentó compatibilizar la madera, la ganadería y la sidra, para sacar adelante a su familia.

El llagar fue creciendo y con él, la incorporación de su hijo Senén. En los años 40, este establecimiento, prácticamente era la mitad, de lo que es en la actualidad. Poco a poco, se fueron involucrándose sus dos hijos Manolo y Roberto. Tras la muerte del primero, queda en manos de Roberto (padre del dueño actual). Van pasando los años y sigue creciendo, hasta llegar a ser, uno de los llagares más grandes de la región, en los años 70. Con el paso del tiempo el hijo de este, Iván, va involucrándose en este sector, compaginándolo con sus estudios y tras el fallecimiento de su padre, siendo muy joven, se mete de lleno en el negocio familiar.

Aunque han pasado los años por este llagar histórico, siempre se ha reflejado, la elaboración de una sidra con carácter personal, donde no sólo estaba presente la calidad, sino también su base original y un toque a madera. Un material, que fue imprescindible en esta bodega, donde siempre tuvo un valor importante, que junto a la piedra, daba la esencia al mismo, la cual, hoy en día, se sigue manteniendo.

Año fundado:

Este llagar se funda en 1928, en el barrio de Contrueces, por Manuel de Ángel Rubiera, tras el pasa a manos de su hijo Senén Rubiera. Este tiene dos hijos Manolo y Roberto Rubiera, acaba en manos de Roberto y con el paso del tiempo pasa a su hijo, actual dueño, Iván Rubiera.

Capacidad:

La capacidad máxima, que puede alcanzar este llagar, es de 1.000.000 de litros. En los años 70, era de los más grandes de la región. Este establecimiento, sólo trabajó con madera hasta los años 90, es decir, tanto las prensas, los toneles como las cajas de sidra, eran de dicho material, incluso tenían carpintería propia, para mantener en perfecto estado los depósitos, prensas y para la fabricación de sus cajas; actualmente, tras el cambio a cajas de plástico, dicho taller, sólo se usa de mantenimiento, de forma puntual. Hoy en día, tienen 8 prensas tradicionales de madera, cuya capacidad es de 10.000 kg, cada una, toneles de madera y depósitos de inox., con un volumen, que va desde los 10.000 – 30.000 litros; además de todo el material necesario para la elaboración de su producto.

Manzanas:

No tienen fincas propias y la manzana, la consiguen a través de plantaciones, ubicadas por diferentes regiones asturianas, destacando los municipios de Cabranes, Illas, Gijó y, Siero.

Premios:

. 2016: Mejor Sidra de Asturias, en el Concurso Regional de Villaviciosa.

Productos:

En este llagar, sólo se elabora sidra natural tradicional asturiana → Contrueces y se pretende añadir, una nueva sidra, bajo la marca de sidra de Asturias DOP → Contrueces DOP, para mediados del año 2019. Se puede comprar en el propio llagar y/o consumir en diferentes sidrerías u otros establecimientos, ubicados por toda Asturias, siendo más habitual encontrarla por Gijón ó Villaviciosa.

A continuación se muestra el corcho y etiqueta de dicho producto.